El impacto del Sector Social como motor económico y de bienestar social.

cuidados profesionales

Cuidado y Bienestar, cuidado de mayores en Madrid

El domicilio como lugar más aconsejable para las personas en situación de dependencia.

Hoy en día, debido a los cambios sociales y demográficos,  se plantea un cambio de paradigma para afrontar el envejecimiento. La sociedad experimenta  una sensación de  creciente dificultad para afrontar la conciliación laboral con  el cuidado de los padres mayores, hijos y dependientes.

En España, al igual que en el resto de Europa, estamos  entrando en una situación demográfica complicada debido al llamado “envejecimiento del envejecimiento”. El número de mayores aumenta en relación a la población activa; y el de mayores de 80 años también, debido a las políticas de prevención de la salud y a la mejora de las condiciones de vida.

Los profesionales de Cuidado y Bienestar lo vemos a diario, usuarios de más de 100 años comienzan a ser habituales (sobre todo mujeres). La esperanza de vida se dispara y no estamos preparados para asumir los retos que este fenómeno conlleva.

Existe una problemática social asociada a esta evolución, mujeres cuidadoras familiares que abandonan su trabajo o reducen su jornada y sus expectativas profesionales para cuidar de mayores y dependientes; familiares con “síndrome de burnout”, mayores que viven solos y no están debidamente atendidos, institucionalizaciones forzadas… La ayuda necesaria pasa por atender los deseos de familiares y dependientes (sobre todo de éstos últimos) y este deseo suele ser el de permanecer en su entorno el máximo tiempo posible; los Cuidados en el Domicilio se consideran entre las mejores opciones para el cuidado de mayores y dependientes. Es la opción más amable y respetuosa con el mayor, y la que evita la ruptura con su rutina diaria y evita ansiedad, desorientación  y en gran parte, procesos depresivos. 

En este terreno, se revela como imprescindible la profesionalización de los cuidados personales, donde encontramos no sólo una necesaria ayuda para los dependientes y sus familias, sino un importante yacimiento de empleo. El impacto del sector social en la economía y el empleo es enorme y el retorno de la inversión por parte de la administración es muy superior al de otras inversiones.

Todo apunta a una importante rentabilidad económica y social.

Por cada millón de euros invertido se generan entre 25 y 36 empleos estables, cuando la media de  creación de empleo de los demás sectores es de 17 puestos de trabajo. El Sector Social no es sólo una fuente de riqueza y empleo, sino de Bienestar Social como garantía del buen trato a mayores y dependientes y de la conciliación y la igualdad.

Nos quedamos con esta frase del Informe 2014 del IMSERSO sobre personas mayores en España; pero para que esto se haga realidad el Sector Social necesita un impulso económico por parte de la Administración. Estamos en el buen camino.

“EL DOMICILIO ESTÁ RECONOCIDO COMO EL LUGAR

IDÓNEO PARA LA ESTANCIA DE LAS PERSONAS

EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA

SIEMPRE QUE LAS CARACTERÍSTICAS  DEL ENFERMO

Y EL MEDIO LO PERMITAN”

cuidado de mayores

www.cuidadoybienestar.es

envejecimiento

La familia que sufre la Enfermedad de Alzheimer. Cuidado y Bienestar para familia y mayores.

La enfermedad de Alzheimer es un mal que afecta a toda la familia del enfermo, ya que el deterioro que se observa en el ser querido produce un profundo desgaste emocional y un sufrimiento difícil de sobrellevar. Además, la familia debe involucrarse en los cuidados y recibir, si es necesario orientación psicológica y apoyo emocional, ya que la noticia del diagnóstico puede ser un golpe muy duro tanto para el afectado como para todo su entorno. Siempre vendrá bien saber todo lo posible la enfermedad y su evolución  y saber qué cuidados puede ir necesitando la persona con el paso del tiempo.

Cuidado y Bienestar, cuidado de enfermos de alzheimer

Las familias y el alzheimer

Los grupos de familiares de enfermos de alzheimer son una herramienta muy útil para compartir experiencias y comprender la evolución de la enfermedad. De esta manera no nos sentiremos tan solos y aprenderemos recursos prácticos y emocionales para sobrellevarlo lo mejor posible.

Conforme va avanzando la enfermedad, cada vez es más difícil para el paciente  cumplir con las funciones que había desempeñado en la familia. Estos problemas se pueden suavizar, preparando el futuro y adaptando su rol familiar al desarrollo de la enfermedad. También hay que tener en cuenta los aspectos legales que puede conllevar este proceso, ya que tarde o temprano el paciente necesitará ayuda para gestionar sus asuntos, facturas, atención médica y toma de decisiones. Es muy importante asesorarse para garantizar que aunque se vea completamente impedido intelectualmente, nuestro familiar va a estar siempre protegido y vamos a poder tomar decisiones en su nombre para su beneficio.

Es además una enfermedad muy costosa económicamente para la familia, ya que la supervivencia de los enfermos de EA puede llegar a los 20 años, exigiendo rápidamente una supervisión y cuidados contínuos. Los cuidados en el domicilio pueden prolongarse bastante hasta que el deterioro físico o mental sea incompatible con la vida en casa y llegue el momento del internamiento; un paso muy duro para la familia, pero en ocasiones, necesario.

El Cuidador, especialmente si no es profesional sino del entorno  familiar, debe evitar el aislamiento, tomarse periodos de descanso para no agotarse física ni mentalmente, y prepararse para crear un entorno seguro y cómodo para los cuidados, con la atención sanitaria que le vaya pautando el médico.

Será muy importante tomar en consideración el aspecto emocional del proceso del alzheimer, tanto para el enfermo como para la familia, especialmente para el cuidador principal, que se involucra más intensamente.

www.cuidadoybienestar.es

Cuidados del enfermo de alzheimer

Familia y Alzheimer

Los Servicios a la persona. Cuidado y Bienestar para dependientes.

Los Servicios a la Persona.

Los cuidados para  las personas dependientes no solo aportan bienestar al mayor o dependiente, sino también a toda la sociedad en general.

Comenzamos a ser conscientes de la importancia creciente que tiene en nuestra sociedad en términos económicos y de bienestar social, el sector de los Servicios Personales y Domésticos.

En un entorno de cambios sociales y familiares en el que se hace indispensable disponer de un abanico de servicios auxiliares que resuelvan las necesidades de una población cada vez más envejecida y con más número de adultos mayores frente a la población activa; con un modelo familiar que ya no favorece la existencia de un cuidador familiar disponible para atender estas necesidades ( carga que generalmente recaía en la mujer, cada vez más incorporada al mercado laboral), la necesidad de  adecuar la legislación en materia laboral  y educativa a las nuevas necesidades, ha hecho que la Comisión Europea en su informe de 2012 , realizara una descripción de los PHS (Servicios Personales y Domésticos) y resaltara la importancia de estas actividades en su contribución al bienestar dentro del hogar de familias e individuos.

 

Ya en 2001, la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) los definieron como “todos los servicios que prestan organizaciones públicas y privadas que sustituyen por trabajo remunerado al que anteriormente se realizaba sin retribución en el hogar. Por lo tanto, se incluyen todos los servicios prestados dentro y fuera del hogar del usuario, siempre que mantengan y ayuden a los miembros de un hogar privado”. El informe identificó cinco subsectores de servicios domésticos: Cuidado de los niños, cuidado de ancianos, limpieza doméstica (de la casa, ropa del hogar, ropa, etc..), comidas, mantenimiento doméstico y jardinería.

Valoramos que entre estos Servicios, los  más importantes  serían el cuidado de niños, mayores y dependientes, así como la promoción de su autonomía y apoyo en las ABVD (Actividades Básicas de la Vida Diaria) el correcto apoyo y supervisión de su entorno doméstico, así como la vigilancia y ayuda en la alimentación y medicación.

En el terreno del cuidado de mayores, hay que tener en cuenta que vivimos en una época en la que vivimos un aumento del  número de mayores sin precedentes, que aumentará la demanda de ayuda doméstica y de servicios de cuidados de forma geométrica.

Entre 2010 y 2030 el número de europeos de entre 65 y 79 años aumentará en un 36% y los de 80 o más aumentarán en un 57%.

Además, el deseo de permanecer mientras sea posible en sus hogares, hace que  el 80% de los cuidados que se  presta a los mayores, sean informales  y  realizados dentro de la familia,  fundamentalmente por mujeres de 45 años o más; situación que no siempre se elige voluntariamente, y que supone frecuentemente, el abandono o reducción de sus obligaciones laborales. Esta situación no es aceptable económica ni socialmente. Y es que esto no es un tema menor, ya que el impacto de las tareas del hogar y de cuidados en la conciliación trabajo-vida no pueden pasar desapercibidas, en especial si se considera que el 53% de los trabajadores de la UE declararon en 2011 que llegaban demasiado cansados como para realizar tareas del hogar que había que efectuar varias veces al mes y que el cuidado de mayores y dependientes afectaba a la calidad de su vida personal y laboral, especialmente en el caso de las mujeres.

En este escenario, es indispensable la creación de Servicios Personales y Domésticos de calidad, para que aquellos mayores que decidan permanecer en sus hogares puedan hacerlo mientras que  sus familiares puedan combinar sus obligaciones laborales y familiares sin perjuicio o discriminación alguna.

cuidado de mayores en Madrid

Cuidado y Bienestar

www.cuidadoybienestar.es

Los cuidados personales, cuidado de mayores en madrid

Servicios profesionales de atención al mayor

 

 

MI MADRE NECESITA UNA INTERNA

selección de internas cuidado y bienestar

selección de internas cuidado y bienestar

“Mi madre necesita una interna ¿Cómo comienzo la búsqueda?”

“¿Contratar a una persona en régimen de interna resultará una opción mejor que una residencia? ¿Cuánto nos cuesta este servicio y quién puede ayudarme? ¿Hay que dar de alta a la trabajadora o se ocupa una empresa de servicios? ¿Soy mal hijo/a por delegar el cuidado de mis padres en una persona extraña?”

Todas estas preguntas y algunas más, suelen estar presentes siempre que una familia comienza a plantearse que sus padres mayores necesitan una ayuda y supervisión mucho más intensa de la que pueden ofrecerle.

Llega un momento en el que los sentimientos de  angustia de los hijos  por la presión que supone seguir con la vida diaria, trabajo, familia, etc, teniendo además que cuidar de padres mayores dependientes, hace que comprendan que necesitan ayuda.

No debemos sentirnos culpables cuando admitimos que no se puede llegar a todo y antes de que la frustración y la impotencia haga que las tensiones familiares se disparen hay que buscar ayuda.

El personal doméstico interno es una solución muy adecuada para aquellos ancianos que desean seguir en su casa pero necesitan ayuda y supervisión las 24h. Es una opción mucho más económica que la residencial y reciben una atención familiar y personalizada, ya que las personas dedicadas al cuidado de mayores suelen estar muy concienciadas de las necesidades de cariño y apoyo que necesitan cuando se encuentran en situación de dependencia. A menudo hemos visto cómo en la convivencia,  se establece una relación familiar muy fuerte entre el mayor  y su cuidador/a. En cuanto al gasto mensual suele estar alrededor de los 1.000€ con la Seguridad Social incluída, aunque siempre dependerá del salario pactado con el trabajador/a, las dificultades del trabajo, el número de personas en el domicilio, etc…;  en todo caso el gasto resultará mucho menor que la minuta de una residencia y tiene  la ventaja de no sacar al mayor de su entorno y permitirle no perder la autonomía de la que aún disfrute.

Lo más importante es dirigirse a una empresa de confianza, que nos aconsejará con respecto a las condiciones de contratación, y que proporcione perfiles adaptados a las necesidades particulares de cada familia con las debidas garantías, para así ayudarnos a conseguir la persona idónea,con referencias y las habilidades y carácter que mejor se ajusten nuestro familiar mayor y a sus costumbres.

Ellos, agradecerán poder permanecer en su propio hogar con un apoyo extra, ganando en independencia y no sintiéndose mal por cargar de trabajo a sus hijos.

Lo más importante es comprender que les queremos igual aunque no podamos estar siempre con ellos, todos ganaremos en tranquilidad y calidad de vida.

www.cuidadoybienestar.es

Selección de internas Madrid

Personal interno Cuidado y Bienestar

Cuidado de mayores en domicilio Madrid

LA NUTRICIÓN DE LOS ADULTOS MAYORES

Nutrición, cuidado y bienestar

La nutrición en los adultos mayores

Los mayores requieren la misma nutrición básica que una persona joven, aunque tienen un menor gasto de calorías debido a que baja el índice metabólico y a la menor actividad y eso debe reflejarse en la dieta.

El estado nutricional de toda persona influirá en su salud y afectará a su rendimiento y bienestar, pero en el caso del anciano hay que tener en cuenta varios factores:

-Podemos encontrarnos dificultad para ingerir alimentos debido a problemas de deglución (atragantamientos) y en la dentición.

-Además hay que tener en cuenta que la disminución del reflejo de sed provoca muchos casos de deshidratación.

-Por otro lado la aparición de anomalías metabólicas como diabetes limitan el consumo y cantidad de determinados alimentos.

-La anorexia o falta de apetito (en muchos casos debido a procesos depresivos o a la polimedicación, tan frecuente en ancianos) también puede provocar desnutrición, debilidad y falta de defensas ante la aparición de determinados procesos patológicos.

Es muy importante que el mayor esté bien alimentado e hidratado para su salud general.

Uno de los problemas que se observan en los ancianos que viven solos sin una supervisión adecuada es la aparición de infecciones tóxico-alimentarias, ya que a menudo no conservan los alimentos correctamente. La supervisión familiar o del cuidador principal es fundamental para evitar estos problemas cuando el mayor vive en el domicilio.

Los cuidadores profesionales conocen estos problemas y se aseguran de que la dieta sea la más equilibrada y ajustada a la salud del mayor y de que la conservación de los alimentos sea la adecuada.

nutrición de los mayores

cuidadoybienestar.es

Cuidado de mayores en el domicilio

Relacionarse con el paciente mayor. El blog de Cuidado y Bienestar

Para familia y cuidadores, no siempre es fácil relacionarse con el paciente mayor en el entorno de la enfermedad y la dependencia. La frustración, el dolor, el reconocimiento de la pérdida de autonomía por parte del mayor, y por otro lado el cansancio, los problemas cotidianos y la impotencia de los cuidadores, hacen que esta relación a menudo sea complicada.

Para emprender esta tarea de comunicarse correctamente con el anciano hay que comenzar ante todo con afecto y paciencia, además de grandes dosis de comprensión ante una situación que para ellos no es nada fácil.

Tenemos algunos buenos consejos para afrontar esta difícil relación:

A la hora de comunicarse, será muy importante mantener el contacto ocular con el anciano; esto humaniza la relación, además de darle a entender que tiene toda nuestra atención y cariño.

Imprescindible no levantar la voz y darle tiempo a responder sin prisa, así como ser sincero con él.

Reconocer su frustración y dolor y preservar su dignidad en todo momento será clave para demostrarle respeto y comprensión con su situación.

En cuanto a la autonomía, una de las claves para el bienestar del paciente mayor es preservar la que aún tenga y no prestarle ayuda si no la necesita.

Las actividades sociales-recreativas serán muy importantes y se debe promover que continúen con sus actividades de ocio.                                                                         cuidado y bienestar

cuidado de mayores en madrid

ayuda a domicilio

Cuidado de mayores en madrid. Cuidado y Bienestar

Los cuidados del paciente mayor. El blog de cuidado y bienestar

ICTUS.Los cuidados del enfermo con Accidente Cerebro Vascular

Los cuidados del mayor con ictus

ACV, prevención y cuidados del accidente cerebro vascular. ictus

El ictus o accidente cerebrovascular agudo (ACV) es el problema neurológico grave más frecuente en mayores y constituye la tercera causa de mortalidad en la mayoría de los países occidentales. La alta incidencia, la mortalidad,  la gravedad de las secuelas y  los problemas asistenciales que supone lo convierten en un grave problema de salud pública. Aunque esta alteración afecta a  personas de todas las edades, la mayoría de los afectados tienen entre 75 y 85 años. La hipertensión, un problema generalizado en la población mayor, es un factor de alto riesgo  en la aparición del ACV.

Esta pérdida cerebral repentina  de causa vascular aguda, es producida por la interrupción súbita del riego sanguíneo en una región cerebral; debido a ésto, se produce una zona muerta en el cerebro, rodeada de otra zona de células dañadas. Dependiendo de la zona  afectada, se encontrarán distintas alteraciones de las funciones corporales o cognitivas.

Los cuidado tras un ictus dependerán de las funciones afectadas y de la rapidez con que se atienda el ictus en el momento de producirse. Es muy importante, una vez diagnosticado el daño, planificar rápidamente unos cuidados encaminados a la máxima recuperación a través de tratamientos como la  estimulación cerebral a través de la fisioterapia, la terapia de Bobath, y otros tratamientos encaminados a la rehabilitación de las funciones perdidas.

Además como en todo proceso de curación será muy importante el trabajo de rehabilitación en el hogar que paute un terapeuta, ya que la constancia es vital para la máxima recuperación.

El especialista puede enseñar tanto al enfermo como  a la familia sencillos ejercicios adaptados a sus necesidades que ayudarán en la mejora.

Cuidado y Bienestar desea mucho ánimo a los que lo han padecido y a sus familias!!!!

cuidado de mayores en el domicilio

cuidado y bienestar

Rehabilitación de ictus en madrid

El párkinson o parálisis agitante. Cuidado y Bienestar, el cuidado de mayores en el domicilio.

PÁRKINSON Y MAYORES. LOS SÍNTOMAS.EL BLOG DE CUIDADO Y BIENESTAR

Esta grave dolencia afecta tanto a hombres y mujeres y ha ido en aumento como causa de mortalidad en los ancianos en los últimos años. Su origen es desconocido pero produce una falta de neuronas que provoca un importante déficit en el Sistema Nervioso Central y el aparato locomotor. Aparece entre los 40 y 60 años, sin que se haya demostrado una tendencia hereditaria.

Los síntomas de esta enfermedad son:

TEMBLOR- De reposo y asimétrico en los miembros superiores, sobre todo en las manos.

BRADICINESIA- Reducción progresiva de la velocidad de ejecución de los movimientos voluntarios y dificultad progresiva en los movimientos (hablar, escribir, expresividad…)

RIGIDEZ MUSCULAR- Se percibe fácilmente esta rigidez al mover pasivamente la extremidad. Además se produce el síndrome de “máscara de cera”; progresivamente, el paciente será incapaz de mostrar expresividad en el rostro, lo que dificulta además sus relaciones personales y sociales.

POSTURA EN FLEXIÓN- Se aprecia una flexión de cuello y en menor grado de tronco codos caderas y rodillas.

MARCHA- Parálisis en marcha, inestabilidad y gran tendencia a sufrir caídas.

Los cuidados en el domicilio del paciente con párkinson se centrarán en mejorar sus habilidades para promocionar su independencia en las ABVD`s (Actividades Básicas de la Vida diaria); es decir, en su alimentación, su vestido, eliminación y movilidad. Además es muy importante implicar al mayor en el proceso de terapia y rehabilitación, así como mejorar su autoestima y mejorar su comunicación a nivel social y familiar.

Las personas afectadas de párkinson, necesitan toda la comprensión de la que familiares, cuidadores y sociedad, sean capaces.

Cuidado y Bienestar. El blog de cuidado y bienestar

Cuidado y Bienestar. El blog de cuidado y bienestar

 

 

 

 

 

 

cuidado y bienestar cuidado de mayores en madrid

asistencia enfermos parkinson

alzheimer

ayuda a domicilio

www.cuidadoybienestar.es

 

 

La adaptación psicológica a la ancianidad. Los procesos depresivos.

_MG_3903La adaptación psicológica a la ancianidad y los procesos depresivos.

El envejecimiento  es un proceso natural que todos tendremos que enfrentar antes o después y desde luego no es causa obligada de problemas psicológicos, pero la existencia de problemas de salud asociados a la ancianidad como enfermedades agudas o crónicas, la pérdida de la fortaleza física  y de la autonomía personal, la jubilación, el aislamiento, la escasez de recursos y la  pérdidas de seres queridos, hacen de esta etapa de la vida un momento sumamente difícil.

El entorno familiar y  sanitario que cuida al mayor en el domicilio o en instituciones tiene que estar muy alerta a los cambios anímicos del anciano. Los problemas psicológicos  son difíciles de entender y modificar si no se tienen en cuenta los factores personales, conductuales y sociales.  Las pérdidas familiares, estatus social y económico, junto al deterioro de la salud, producen situaciones de desadaptación,  pérdida de  autoestima y pueden devenir en un proceso depresivo.

Es muy importante estar atento a los cambios bruscos de carácter y a la tendencia a aislarse del anciano. Pueden ser síntomas de que el proceso depresivo está en marcha.

Apoyo, comprensión y compañía; junto a un diagnóstico precoz del problema, las claves para evitar un agravamiento.

www.cuidadoybienestar.es

cuidado de mayores en madrid

envejecimiento

Adaptación a la ancianidad  Cuidado y Bienestar

Adaptación a la ancianidad
Cuidado y Bienestar

 

Los riesgos del personal sanitario. Cuidado de enfermos y mayores en Madrid

Cuidado de mayores en domicilio. Cuidado y Bienestar

Cuidado de mayores en domicilio. Cuidado y Bienestar

Quiénes nos cuidan? Los riesgos del personal sanitario. Cuidado de enfermos y mayores en Madrid

A menudo se habla de la salud y seguridad de los enfermos y dependientes. Hay una gran preocupación por darles una atención de calidad sin deshumanizar a la persona  y por mantener su estado anímico y de salud en niveles óptimos. De lo que no se habla tanto es de la salud de cuidadores, sean estos profesionales o no. Tanto el personal sanitario en hospitales, residencia, domicilios, como los cuidadores familiares están sometidos a un importante riesgo de estrés, lesiones y contagios. Este último muy evidente tras la aparición de enfermedades tropicales para las que no estábamos preparados como el ébola o el zika.

Los peligros a los que están sometidos los cuidadores familiares y el personal sanitario no siempre son tan evidentes ni tan graves, pero tampoco salen en los medios de comunicación ni se los suele tener tan en cuenta a la hora de planificar el sistema de salud y ayuda a la dependencia.

CUIDADORES FAMILIARES

En el caso de cuidadores familiares es común sufrir alguno o varios de estos problemas:

Depresión, sensación de fracaso, culpabilidad, pérdida de la autoestima, agotamiento físico y psíquico, aislamiento social, interiorización de los problemas del otro, falta de comprensión por parte del entorno, lesiones músculo esqueléticas y falta de tiempo para atender las necesidades propias o las de la pareja u otros familiares. Esto unido a un alejamiento de las propias metas personales: Cuidar al familiar se convierte en el objetivo principal y diario. Se focaliza toda la energía en esta tarea.

PERSONAL SANITARIO

En el caso de personal sanitario, médicos, auxiliares y enfermeros pueden convivir con diferentes factores de riesgo dependiendo del entorno en el que se muevan pero es común que sufran:

Rechazo por parte de las personas a su cuidado, falta de tiempo para realizar su trabajo de forma satisfactoria (sobre todo en residencias y hospitales) debido a una excesiva carga de trabajo; lo que dificulta la relación afectiva con el usuario y la debida dedicación a sus cuidados. Lesiones por movilizar dependientes, riesgo de contagios de enfermedades comunes como catarros y gripes, así como exposición a procesos infecciosos múltiples. Turnos de trabajo incompatibles con la vida familiar, etc…

Cuidar a los que cuidan y reconocer su labor es imprescindible a la hora de planificar una red de protección de la salud y la dependencia. Tanto por parte de la administración como por el sector privado.

Gracias a los que nos cuidan o cuidan a los que queremos.

cuidado de ancianos en madrid

cuidadores de enfermos y dependientes

cuidar en el domicilio

zika