La importancia de la prevención en la Atención Domiciliaria

Las pautas para la correcta atención domiciliaria evitarán la producción de enfermedades infecciosas en el hogar

Cómo evitar las enfermedades infecciosas en el hogar cuidando a un dependiente

Cuando se cuida de una persona en el hogar no tendremos las mismas condiciones higiénicas y de praxis preventiva que se puede encontrar en un hospital, de ahí la importancia de la prevención en la Atención Domiciliaria, pero con algunas normas, podemos hacer que tanto el lugar de trabajo (el hogar) como los procedimientos de cuidado del dependiente sean lo más seguros posible, y la atención correcta.

 

La prevención sobre el/la trabajadora consistirá en:

-Lavarse las manos tantas veces como el puesto de trabajo requiera.

-No tocarse el pelo con las mano, ni la nariz o sitios donde pueda haber gérmenes.

-Cubrirse siempre las heridas que pueda haber en manos y dedos con vendajes impermeables.

-Tocar los alimentos lo estrictamente necesario.

-No secarse el sudor con las manos, antebrazo o uniforme.

-No hablar, toser o estornudar directamente sobre los alimentos.

-No fumar, comer ni masticar chicle.

-Las uñas deben estar cortadas y bien limpias.

-El uniforme debe estar siempre limpio y con el pelo retirado de la cara.

-No llevar sortijas, pulseras, relojes u otros objetos que puedan ser fuentes de una posible infección.

Sobre el lugar de trabajo:

-Cuidar la limpieza  y el orden.

-Evitar barrer o limpiar en seco

-Utilizar papel de celulosa de un solo uso

-Separar productos de limpieza y ropa en armarios distintos.

-No utilizar utensilios de madera

-Garantizar que los utensilios o superficies que estén en contacto con los alimentos estén perfectamente limpios como encimeras, cuchillos, tijeras, tablas de cortar…

De esta manera evitaremos agravar el estado de la persona dependiente con la aparición de alguna enfermedad infecciosa como la salmonelosis, infección por estafilococos o botulismo.

Por supuesto y, en todo caso,  estará prohibido fumar, masticar o comer en el puesto de trabajo, estornudar o toser sobre el usuario o sus alimentos, cualquier práctica que pueda ser causa de contaminación y la entrada de personas ajenas a la actividad.

www.cuidadoybienestar.es

los cuidados del mayor en el domicilio

La atención domiciliaria y sus normas

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>