La familia que sufre la Enfermedad de Alzheimer. Cuidado y Bienestar para familia y mayores.

La enfermedad de Alzheimer es un mal que afecta a toda la familia del enfermo, ya que el deterioro que se observa en el ser querido produce un profundo desgaste emocional y un sufrimiento difícil de sobrellevar. Además, la familia debe involucrarse en los cuidados y recibir, si es necesario orientación psicológica y apoyo emocional, ya que la noticia del diagnóstico puede ser un golpe muy duro tanto para el afectado como para todo su entorno. Siempre vendrá bien saber todo lo posible la enfermedad y su evolución  y saber qué cuidados puede ir necesitando la persona con el paso del tiempo.

Cuidado y Bienestar, cuidado de enfermos de alzheimer

Las familias y el alzheimer

Los grupos de familiares de enfermos de alzheimer son una herramienta muy útil para compartir experiencias y comprender la evolución de la enfermedad. De esta manera no nos sentiremos tan solos y aprenderemos recursos prácticos y emocionales para sobrellevarlo lo mejor posible.

Conforme va avanzando la enfermedad, cada vez es más difícil para el paciente  cumplir con las funciones que había desempeñado en la familia. Estos problemas se pueden suavizar, preparando el futuro y adaptando su rol familiar al desarrollo de la enfermedad. También hay que tener en cuenta los aspectos legales que puede conllevar este proceso, ya que tarde o temprano el paciente necesitará ayuda para gestionar sus asuntos, facturas, atención médica y toma de decisiones. Es muy importante asesorarse para garantizar que aunque se vea completamente impedido intelectualmente, nuestro familiar va a estar siempre protegido y vamos a poder tomar decisiones en su nombre para su beneficio.

Es además una enfermedad muy costosa económicamente para la familia, ya que la supervivencia de los enfermos de EA puede llegar a los 20 años, exigiendo rápidamente una supervisión y cuidados contínuos. Los cuidados en el domicilio pueden prolongarse bastante hasta que el deterioro físico o mental sea incompatible con la vida en casa y llegue el momento del internamiento; un paso muy duro para la familia, pero en ocasiones, necesario.

El Cuidador, especialmente si no es profesional sino del entorno  familiar, debe evitar el aislamiento, tomarse periodos de descanso para no agotarse física ni mentalmente, y prepararse para crear un entorno seguro y cómodo para los cuidados, con la atención sanitaria que le vaya pautando el médico.

Será muy importante tomar en consideración el aspecto emocional del proceso del alzheimer, tanto para el enfermo como para la familia, especialmente para el cuidador principal, que se involucra más intensamente.

www.cuidadoybienestar.es

Cuidados del enfermo de alzheimer

Familia y Alzheimer

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>